FLASH MODA Y ARTE. CUANDO DALÍ SEDUJO A LA MODA.

El genio Salvador Dalí conquistó el cine, la escultura, el performance, la publicidad y la pintura, siempre portando el surrealismo como estandarte de sus múltiples facetas.

Como parte de sus múltiples facetas creativas, Salvador Dalí desarrolló un interés en el diseño de moda, sin dejar de lado el espectro del inconsciente y los sueños que le perseguían en toda su labor artística. La moda en Dalí era un vehículo de la expresión artística, un soporte de ideas que generaba un disfrute emocional y estético.

Su concepción de la moda era sublime y revolucionaria, y como en todo aspecto de su creación, Gala, fue la musa de la mirada surrealista y su máxima inspiración, pues diseñó para ella vestidos de acuerdo a su personalidad elegante y sobria. Dalí veía a la mujer como un objeto desmontable que se puede ensamblar a partir del maquillaje, accesorios, ropa y perfumes potenciando su sensualidad. Bajo este concepto, desarrolló una línea de perfumería inspirada en curvas orgánicas, carnosos labios y la silueta femenina que acompaña los rostros de la fantasía hecha mujer.

Los bocetos de diseño de moda hechos por Dalí van más allá de telas y colores, se relacionó con iconos de la moda como Elsa Schiaparelli, con quien colaboró en el diseño de un vestido langosta en 1937 y el famoso «sombrero zapato», que juega su existencia con el método paranoico- crítico de Dalí, también colaboró con ella para producir piezas de joyería divertidas, surrealistas y sin duda extrañas.

Otro amigo diseñador de Dalí fue Christian Dior, quien le dedicó el vestido con cajones para ocultar los secretos del inconsciente. Su encuentro con Coco Chanel le animó a diseñar vestuarios como los que hizo para la ópera Tristan Fou o Bacchanale.

También diseñó portadas de «Vogue», revista con mayor autoridad sobre el estilo.

Salvador Dalí instauró el surrealismo en la moda al apostar por la libertad creativa en las prendas de vestir, rompiendo los límites en las imágenes que queremos proyectar al resto del mundo a través de nuestra presencia en él. Como toda actividad humana, en el diseño de moda surreal debe reinar el aspecto irracional y las pasiones sensuales, imaginarias, y los impulsos revelados en nuestros más profundos sueños. Nada es excéntrico, nada es imposible, es una creación pura de la mente plasmada en telas de colores.

¿ Qué os parece?😉

Info extraido de Cultura Colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *